Quiten a Saviano de las estanterías

 

Llamémosla Emme.
También borré su nombre de los comentarios propios y ajenos, sustituyendo el verdadero. Emme trabaja en una biblioteca, en la provincia de Treviso, en un municipio que no voy a nombrar. Quiero proteger su identidad, y darle gracias por su valor.
Emme contó aquí, y luego en privado, una historia que una vez más se relaciona con las bibliotecas. El día después del caso Speranzon (en Carmilla, a propósito, se encuentra una importante intervención de Massimo Carlotto) está abriendo una grieta, por tanto: muchos bibliotecarios están poniéndose en contacto conmigo y Michela Murgia para denunciar las censuras rastreras o explícitas. Algunas ya son conocidas: por ejemplo, la de octubre de 2009 con la que el alcalde de Musile di Piave pidió a la biblioteca municipal que quite los periódicos “politizados”, es decir, La RepubblicaIl ManifestoAquí la respuesta de la Associazione Italiana di Biblioteche (que oficialmente también adoptó una posición en el caso Speranzon). El segundo caso también es del año 2009, en mayo, cuando a una biblioteca de Génova se le pidió que censurara la iniciativa “Due regine due re”.
Volvamos a Emme. Estamos en los días posteriores a la transmisión del programa Vieni via con me.* Uno de los directores de la biblioteca, con cierta vergüenza, informa a los empleados del mal humor del alcalde (miembro de la Liga Norte). No es oportuno, para el mismo, que después de ese programa los libros de Roberto Saviano tengan lugar en la biblioteca. Más o menos en el mismo momento, el consejero de Cultura también expresa el propio mal humor: ve que una de las bibliotecarias está catalogando obras de Marco Paolini y, me escribe Emme, “ha pedido expresamente que se le avise con anterioridad sobre las compras de libros, para dar la propia opinión vinculante e indiscutible”.
El director propone la línea blanda: quitar los libros de las estanterías “a la espera de que se calmen las aguas”. Emme pide una orden escrita. Que no llega. Pasa la Navidad, llega el nuevo año. Ahora, en esa biblioteca, Saviano figura en el catálogo pero no está físicamente en los estantes. Nadie responde a las preguntas sobre el porqué.
Emme me dice: “Decidí escribir también porque quería sacar fuera la melancolía”.
Yo le doy gracias por esto. E invito a los demás bibliotecarios a que escriban y cuenten. Cuando las historias comienzan a ser tantas y comienzan a ser de todos, tal vez, también comienzan a ser fuertes.

Actualización del periódico Corriere Veneto: el consejero regional de Instrucción, la miembro del PDL Donazzan, declara que, con la aprobación del gobernador Zaia, escribirá una carta a todos los directores de las escuelas de la región Véneto (y a través de ellos, a los profesores), invitándoles a no difundir entre los jóvenes las obras de los autores incluidos en la lista. A quienes le objetan que está poniendo en acto una censura, les responde que la suya no es una imposición sino una “orientación politica”.
* Programa televisivo de la cadena RAI3 con Roberto Saviano como uno de los conductores principales.

 

 

Advertisements

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...